número de donantes
0174427
 
enviar a un amigo X


PARA:
  (dirección de correo electrónico)

de: (dirección de correo electrónico, opcional)

NOTA: (opcional)

máximo 255 caracteres


     

  Trasplante de tejido ocular  >   Técnicas quirúrgicas corneales
  LA QUERATOPLASTIA PENETRANTE     I      LA QUERATOPLASTIA LAMINAR
  TRASPLANTE DE LIMBO     I     QUERATOPRÓTESIS (CORNEA ARTIFICIAL)

  ¿SABÍAS QUE?

... Otra técnica actual es el trasplante de limbo, que permite regenerar el epitelio con células madre.


Foto: El profesor Joaquín Barraquer y diversos miembros de su equipo, durante
el transcurso de una intervención de trasplante de córnea.
    LA QUERATOPLASTIA PENETRANTE
 
     
La forma clásica de trasplante de córnea o queratoplastia penetrante supone reemplazar, en todo su espesor, un disco del tejido corneal alterado. La intervención se programa tras los exámenes preoperatorios pertinentes y se procede, según el caso, bajo anestesia local o bien general. La técnica consiste, en síntesis, en resecar la córnea patológica mediante un trépano (figura A) y sustituirla por un injerto tallado de la córnea donante (figura B). Éste se fija en todo su perímetro mediante finas suturas que pueden ser independientes o de tipo continuo y se dejan en posición durante meses o incluso años, hasta que la unión del injerto con la córnea receptora se ha consolidado.
   
 
     
 


FIGURA   A


FIGURA   B

 
 
   
En la actualidad la trepanación puede realizarse de forma no mecánica mediante láser ultrarrápido (de femtosegundos). Esto permite mayor precisión, evitando las imperfecciones de los trépanos: una de las causas del astigmatismo postoperatorio. Además, los cortes con láser pueden tener un perfil complejo, con mayor superficie de contacto y mayor apoyo, que dan lugar a una cicatrización más rápida y segura. 
   
Usos del intralaser de femtosegundo para trasplante:

- Lamelar Anterior
- Lamelar Posterior
- Intralamelar
- Penetrante
 
  / ir hacia arriba /  

 
    LA QUERATOPLASTIA LAMINAR
 
 
 
     

Una tendencia emergente es el recambio selectivo de sólo las capas afectadas por la patología, técnica denominada queratoplastia laminar. El láser de femtosegundos también se aplica en algunas de estas modalidades de queratoplastia.
 

  ESCTRUCTURA
DE LA CÓRNEA
Capas que
la constituyen
 
 

1. QUERATOPLASTIA LAMINAR ANTERIOR
Si la patología es superficial, una queratoplastia laminar anterior, incluso muy profunda (pre-Descemet), permitirá tratar cualquier condición que no involucre al endotelio corneal. Con esto evitamos el rechazo inmunológico, ya que el endotelio es su principal diana.

2. QUERATOPLASTIA LAMINAR POSTERIOR
Cuando las capas anteriores no están dañadas de forma irreversible, por tratarse de un problema del endotelio, podemos reemplazar éste de manera casi exclusiva, con un mínimo de tejido de soporte, mediante una queratoplastia laminar posterior o endotelial. Se evitan así los problemas de las técnicas clásicas que suponen la trepanación, múltiples suturas y lenta cicatrización.

   
 
  / ir hacia arriba /  

 
 

 
    TRASPLANTE DE LIMBO
 
 
 
     

Otra técnica actual es el trasplante de limbo, que permite regenerar el epitelio con células madre.

La superficie corneal está recubierta por un tejido epitelial en constante recambio a partir de una pequeña población de células madre situadas en la zona de transición llamada limbo, entre el perímetro de la córnea y la conjuntiva.

Algunas enfermedades y traumatismos llegan a destruir esta población y por ello las queratoplastias, sean penetrantes o laminares, tenderán a fracasar por falta de regeneración del epitelio. Se hace necesario aportar nuevas células madre limbares, las cuales pueden provenir del otro ojo del paciente si está indemne, de un familiar donante compatible o de un donante del banco de ojos (trasplante de limbo).

También pueden cultivarse células madre en el laboratorio e injertarlas luego en el ojo enfermo creando un nuevo epitelio.

   
 
  / ir hacia arriba /  

    QUERATOPRÓTESIS (CORNEA ARTIFICIAL)
 
 
     

Existen, por último, casos extremos en los que se han producido fracasos repetidos de queratoplastias o las condiciones indican un mal pronóstico para la supervivencia de un trasplante, incluso aportando células madre. En ellos puede recuperarse la visión mediante el implante de una córnea artificial o queratoprótesis.

   
   
  / ir hacia arriba /  

 

Copyright © 2011 Banc d’Ulls. Derechos Reservados.