número de donantes
0174427
 
enviar a un amigo X


PARA:
  (dirección de correo electrónico)

de: (dirección de correo electrónico, opcional)

NOTA: (opcional)

máximo 255 caracteres


     

  Donación   >   Testimonios
  TESTIMONIO DE JOAQUÍN BARRAQUER      I      EXPERIENCIAS VITALES
  EL MILAGRO DE VOLVER A VER      I      DOS GENERACIONES Y LA MISMA GRATITUD
  MI EXPERIENCIA SOBRE LA DONACIÓN
 
  TESTIMONIOS
 
  TESTIMONIO I Download  
 
 
 

….otro momento, extraordinariamente emotivo, fue cuando al morir mi padre, en 1965, tal como él deseaba, le extirpé sus córneas para emplearlas en sendos injertos cuyos receptores fueron pacientes necesitados.

Una experiencia muy dura, sin duda…

La dureza de aquel momento quedó totalmente contrarrestada porque era lo que él deseaba y porque hacíamos un gran bien.

 
Profesor Joaquín Barraquer
 
 
  / ir hacia arriba /  
  TESTIMONIO II Download  
 


Experiencias vitales

Tres Fundaciones y una Consejería de Salud colaboran
para operar en España a un niño de Camerún

El pequeño fue identificado en Camerún por la ONG "Zerca y Lejos", que, en coordinación con la ONG "Infancia Solidaria", lo trasladó a España para ser intervenido en el Hospital Carlos Haya de Málaga, con la autorización correspondiente de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, que finalmente lo derivó al Centro de Oftalmología Barraquer.

A su exploración, Ange presentaba ambas córneas opacas, a causa de una posible infección antigua, con sospecha de presión intraocular elevada. Dada la complejidad del caso, se recabó la colaboración de la Fundación Barraquer para que los equipos altamente especializados de Barraquer pudieran valorar y operar al pequeño sin cargo alguno.

El niño acudió el pasado mes de mayo a consulta al Centro de Oftalmología Barraquer, acompañado siempre por su madre y bajo la tutela de los voluntarios de la ONG "Zerca y Lejos".

El oftalmólogo Dr. Juan Álvarez de Toledo, después de explorar a Ange y realizarle diversas pruebas, indicó su ingreso para practicarle un trasplante de córnea en el ojo izquierdo. Intervención ésta que pudo realizarse el mismo día por la tarde, gracias a la córnea procedente de un donante de 51 años fallecido el día anterior, que hizo donación al Banco de Ojos para Tratamientos de la Ceguera. La cirugía del ojo derecho quedó pendiente, a fin de observar la evolución del ojo operado, que hasta el momento es altamente satisfactoria.



Revista "Barraquer"
Nº. 6 / pág.45, 2009
 

  / ir hacia arriba /  

 
  TESTIMONIO III Download  
 


El milagro de volver a ver

Las donaciones lo hacen posible

A los 17 años comenzó mi calvario. Empecé a perder visión. Después de acudir a los oftalmólogos que estaban al alcance de mis posibilidades económicas, sin resultados positivos, una persona amiga me aconsejó ir a la Clínica Barraquer.

Cuando me examinaron, me dijeron que tenía un "queratocono". El tratamiento consistía en utilizar lentillas rígidas, pero debido a que las córneas se deformaban día a día, la adaptación a nuevas lentillas era continua.

Después de varios años se decidió optar por el trasplante de córnea. Me visitó el Profesor. Yo tenía mucho miedo, pero cuando estuve ante él, me transmitió tanta confianza que todo me pareció más sencillo.

Llegó el gran día. Tenía tantas ganas de volver a hacer la vida normal de una persona joven, de 20 años…. Desde el principio todo fue bien. Cuando me quitaron el vendaje
pude ver con nitidez la cara del Dr. Angulo y sus ayudantes.

odo siguió evolucionando correctamente y me dieron el alta con las correspondientes visitas y controles médicos. Llegó la hora del trasplante del otro ojo. Debido a que la visión con el ojo ya operado era muy buena me consultaron la opción de dar paso a otros pacientes que estaban en peores condiciones que yo.

Junto a mi novio y mi familia decidimos esperar y casarnos. Durante el embarazo de mi
primera hija, me llamaron para operarme, pero tuvimos que aplazarlo debido a mi estado. La operación se llevó a cabo el día que mi hija cumplía su primer año.

Todo me ha ido muy bien, soy madre de tres hijas y abuela de tres nietos. Mi vida la pude encauzar gracias a la recuperación completa de mi visión. Pero aquí no acaba mi historia con la Clínica Barraquer. Ahora les dejo con una de mis hijas que les contará su experiencia. Hemos sido dos generaciones de pacientes atendidas por dos generaciones del apellido Barraquer.


Una madre agradecida
Revista "Barraquer"
Nº. 6 / pág.26, 2009
 
 
  / ir hacia arriba /  

 
  TESTIMONIO IV Download  
 


Dos generaciones y la misma gratitud

Las donaciones lo hacen posible

Yo también sufrí la misma enfermedad que mi madre cuando era jovencita. Después de utilizar lentillas durante 8 años y de ir perdiendo visión, me fueron trasplantadas las corneas a mis 21 y 23 años.

Recuerdo que mientras utilicé lentillas, la pérdida de visión progresiva me impedía llevar la vida normal de un adolescente: mis ojos solo soportaban aquellas duras lentillas unas horas al día. Por tanto, las utilizaba en mis horas de estudio. Sin ellas, yo era una chica joven que, al no tener prácticamente visión, no salía de casa sola. Las actividades que hacían mis amigos, yo no podía disfrutarlas.

Recuerdo el miedo que pasé antes de las dos operaciones y que nunca confesé a mis padres, a pesar de que imagino ellos lo notaron. Pero recuerdo con enorme alegría la sensación que tuve al día siguiente de mi primer trasplante, cuando tomé el periódico y pude leer los titulares.

El día que me dieron el alta y abandoné la clínica, en el coche de regreso a mi casa de Vila-seca (Tarragona) miraba los árboles y otros coches que circulaban por la carretera con la ilusión de alguien que ha recuperado suficiente visión como para vivir con tranquilidad.

Aquella primera noche que pasé en casa, al acostarme vi los números del despertador que tenía en la mesita de noche. Hacía años que no podía verlos. Durante los meses posteriores al trasplante, los cuidados y precauciones ante un posible rechazo
fueron enormes.

Ahora, diez años después del trasplante de córnea de mí ojo derecho y ocho años y medio después del izquierdo, continúo haciendo revisiones periódicas en la Clínica Barraquer. Con esto que he contado, solo pretendo concienciar a la gente de que la donación de órganoses muy importante y necesaria.

Tengo muy claro que yo, a mis 32 años, llevo una vida normal gracias a dos familias que al fallecer un familiar, donaron sus córneas. Evidentemente, tengo también muchísimo que agradecer al Dr. Rafael Barraquer quien me operó en ambas ocasiones y continúa realizando mis revisiones periódicas. Sin olvidar a mi familia que siempre estuvo a mi lado. Pensad que donando órganos, devolveréis la vida a otras personas quienes estarán infinitamente agradecidas por dicho regalo.


Begoña Blánquez López-Davalillo (hija)
Revista "Barraquer"
Nº. 6 / pág.26, 2009
 
 
  / ir hacia arriba /  


  TESTIMONIO V
 


Mi experiencia sobre La Donación

Mi padre hizo donación en vida de sus ojos al Banco de Ojos para Tratamientos de la Ceguera. No sólo nos comunicó su decisión, sino que me convenció para seguir su ejemplo cuando llegue mi día.

Cuando él falleció toda la familia tuvo muy presente su voluntad. Transmitimos esta al asesor de los servicios funerarios que, con gran profesionalidad, colaboró y procedimos a telefonear al Banco de Ojos, para comunicarles que deseábamos realizar la donación. El haber cumplimentado mi padre en vida el boletín de afiliación, nos facilitó los trámites y no hizo falta rellenar ningún otro documento. Al cabo de aproximadamente una hora llegó la doctora del equipo de guardia del Banco de Ojos. Ésta procedió de forma muy eficiente, así como con gran trato humano.

Posteriormente recibimos una carta del Profesor Joaquín Barraquer, que firmaba como Director del Banco, agradeciendo a toda la familia nuestro altruista y humanitario acto de solidaridad, para con un desconocido que volvería a ver gracias a las córneas cedidas.

Sin duda, el pensar que mi padre en un último acto de generosidad pudo hacer posible que dos ciegos volvieran a ver es un hermoso recuerdo de su pérdida. Descansa en paz.

 
Jordi P.
Barcelona, Enero 2011
 

  / ir hacia arriba /  
   


  TESTIMONIO VI
 


Reconocimientos al Banco de Ojos

 

El director de la Organización Nacional de Trasplantes, el Dr. Rafael Matesanz hizo llegar al Profesor Joaquin Barraquer una dedicatoria firmada, después de recibir un diploma de reconocimiento del Instituto Barraquer, por su modelo de coordinación que ha situado a España como líder mundial en donación y trasplantes.

 

 
Barraquer.
Barcelona, Julio 2012

 

Copyright © 2011 Banc d’Ulls. Derechos Reservados.